Menos logos, Caperucita

CategoriesBranding
Menos logos, Caperucita

“Basura gráfica”, reciclaje obligado.

El mundo está plagado de logotipos. Si pusiéramos en fila cada logotipo que existe… ¡Tendríamos una fila muy larga! 

Pero no quiero aburriros con datos exactos y porcentajes inventados. Hoy quiero hablar del vacío del significado. Quiero preguntarme “¿por qué?” y “¿en serio?”. 

En la actualidad se crean logotipos de toda clase y casi para cualquier cosa: un evento, un concierto, una pequeña empresa de “no se qué”, una fiesta de cumpleaños, un CD recopilación de los “Éxitos del Verano pasado” que nunca más volverás a escuchar porque tu ordenador no tiene lector de CD’s, etc. Un logotipo para todo que al final es un logotipo para nada. 

Si eres diseñador probablemente te hayan dicho alguna vez eso de “necesito un logo. ¡Nah, cualquier cosa rápida!” o eso otro de “es solo poner el nombre y ya”. Éstas son las personas “peligrosas” para el diseño. Si hacemos una analogía, esas personas serían las petroleras que generan y generan toneladas de plástico y que dañan el medio ambiente. Son los productores de basura, basura gráfica

En una sociedad cada vez más concienciada con la ecología, deberíamos plantearnos este tipo de cosas desde nuestra profesión, concienciarnos con lo que voy a denominar ecología gráfica: no llenar el planeta de logotipos e imágenes inservibles que lo único que hacen es generar ruido, contaminación visual y efecto invernadero potencialmente peligroso para los diseñadores freelance o estudios pequeños que ven cómo sus recursos y capacidades se escapan por un agujero de ozono empresarial que no responde a ningún criterio. 

Debemos ser responsables con la práctica del diseño. En mi estudio no concibo el hecho de generar un logotipo “porque sí”. No me entra en la cabeza que alguien necesite significar algo de manera gráfica sin que exista un planteamiento detrás que lo valide. Yo no trabajo logotipos de manera independiente. Trabajo marcas que se representan de manera gráfica de una determinada manera pero que, sobre todo, responden a un criterio estudiado, pensado y analizado y que va a servir (o al menos ésa es su intención) para algo productivo. 

No quiero un mundo plagado de logotipos sin dueño. No quiero pasear por la calle y seguir viendo tanta “basura gráfica”. Detesto las ciudades no pensadas. Madrid es un ejemplo claro de caos visual. París sin embargo ha trabajado mucho para mantener una coherencia estética en sus calles. Al igual que se penaliza el no reciclaje en las grandes ciudades se debería penalizar el mal uso de la gráfica. 

Por un mundo donde se diseñen marcas y no logotipos. Y preguntándome como siempre: 

¿y vosotros, qué pensáis?

 

Comentarios

  1. Nan

    Salvemos el planeta!!STOP a los logos como churros!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies