Branding Low Cost

CategoriesBranding
Branding Low Cost

Cuando tu web cuesta más que tu marca.

Es increíble la confusión que existe con términos relacionados con branding, diseño, marketing y publicidad. Tranquilidad, este post no es un glosario lleno de definiciones de cada cosa. Y no lo es porque es cierto que para cada persona cada término significa una cosa. Generalmente lo que a cada uno le interese que signifique.

Yo me dedico a hacer branding. ¿Branding? La mayoría de las veces la gente se queda como: “pues vale”. Es decir, ni idea de lo que les estoy contando. Siempre acabas diciendo, por no alargarte mucho en explicaciones: “bueno, a hacer marcas, logotipos y esas cosas…”. Un error por mi parte que se repite casi constantemente. Es más fácil eso que explicar que branding en realidad es… TODO.

Si te has quedado con cara de icono de WhatsApp (la que se coge los mofletes con las manos mientras genera un perfecto óvalo con su boca y ojos no te alarmes que ahora te lo explico.

No quiero decir que hacer branding sea saber hacer de todo como una navaja multiusos. Significa que el branding comprende todo aquello que afecta y es tu marca. El branding es la marca. La marca no es el logotipo, no es la web ni siquiera es tu filosofía. Es el conjunto de todas estas cosas. Por eso para hacer branding has de tener muchas cosas en cuenta. Empezando por una sólida plataforma de marca donde hayas definido quién eres y a dónde quieres llegar, y sobre todo, de qué manera quieres conseguirlo.

Si solo dedicas tu presupuesto a desarrollar una parte del branding estarás creando una mesa de dos patas.

Lo siento, es difícil, es caro, pero es necesario siempre y cuando quieras conseguir una marca consistente, sólida, creíble y consumible. Si lo que quieres es tener algo bonito, entonces sí: juega todas tus cartas a un logotipo “cuqui” y una web “super responsive” con grandes fotografías de banco de imágenes carentes de personalidad.

Es por ello que cada vez veo entre mis colegas y, por qué no decirlo, competencia, el error de presupuestar más dinero en la parte de web que en la de creación de marca. ¿Cómo vas a hacer una web de 3000 euros con una marca de 150 euros? Llamadme loco (¡loco!), pero creo que hay un error de base. Hay un error de concepto y de cultura de marca. Se piensa más en el tejado que en los cimientos y se cree que lo bonito lo es todo.

No quiero filosofar más de la cuenta, pero quiero incidir en que, si vas a crear una marca, asegúrate de estar invirtiendo tus recursos de manera eficiente. Cada cosa a su lugar. Cada parte con su justo peso y presupuesto. No quieras estar posicionado el primero en Google para después, a la hora de la verdad, no tener nada que ofrecer.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies